8.14.2006

Agustín y Carmen.

Por mediación de un colega de la calle, un matrimonio de jubilados me hace llegar una carta. Reconozco que me ha sorprendido, pero también que me ha hecho mucha ilusión. Desde aquí, aunque no los conozco personalmente, un saludo y un fuerte abrazo para ellos.

"Hola, hemos conocido vuestra página por unos periodistas de la facultad, charlando e interesandonos sobre los indigentes.
Somos un matrimonio de jubilados que vivimos por la zona de Ventura Rodriguez. Solemos pasear por los jardines del Templo de Debod, donde hemos conocido a un chico indigente que no lo parece. Suele dormir en este parque. Se llama Enrique. Hemos hablado varias veces con él y estamos sorprendidos de lo que nos cuenta sobre él, de los centros de día y de acogida para ducharse y comer pero sin embargo sin alojamiento.
Hace un tiempo hicimos unos donativos a la parroquia como otros amigos. En ese momento no se nos ocurrió preguntar cómo se administraba lo que buenamente dábamos. Ahora que han pasado unos años y tenemos más tiempo, queremos saber, despues de escucharle, porqué a los servicios sociales y a nuestro ayuntamiento les resulta tan dificil conceder albergue a quién lo necesita.
Les damos nuestra enhorabuena por la idea de crear una web y exponer sus demandas. Quizas el dinero que hemos dado no es lo más importante, habría también que dar información y conocimiento a la gente de a pié para que sepamos lo que hay.
Esperamos que Enrique y todos los que no quieren estar en la calle tengan un albergue cuanto antes."
Saludos
Agustín y Carmen