7.21.2006

Primer escrito de "El robinsón solitario". Bienvenido.

Como ya anticipé un periodista que convive conmigo va a participar a partir de ahora en nuestra bitácora. Es tu tipo alto, delgado, pausado, silencioso y poco amigo de compañía. Fué corresponsal de guerra durante 10 años, estuvo en Vietnam, el Congo, etc. Anda cerca de convertirse en sexagenario y lleva 8 años en el mundo de la calle. Bienvenido a tu bitácora y gracias por participar.
.......................................................

"Me invitan amablemente a escribir unas letras sobre mi experiencia de las personas indigentes que viven en la calle.
Siembre me llama la atención la idea de sociedad de bienestar. Es cierto que unos están, pero suelen ser los menos. No es verdad que la mayoría esté bien. Me preocupa seriamente el crecimiento de las personas indigentes que están en la calle. Llama la atención que gran parte de ellas son gente joven, la droga y el alcohol ha hecho estragos en ellos.
Cuando se modificó el código civil y se introdujo el divorcio y las separaciones, se produjo un incremento de hombres en la calle. Se han agarrado demasiadas mujeres a la separación y cada día aumentan, dejando al marido en la calle y con la carga de tener que pasar una pensión de alimentos a los hijos. Son hombres sin hogar que carecen de medios y se ven abocados a un modo de vida que nada tiene que ver con el que tenían. El matrimonio en España está francamente dañado y cada vez son más las personas que lo descartan y optan por otro modo de convivencia.
Es verdad que hay albergues y que cada vez son más solicitados. Pero no resulta fácil encontrar una plaza en ellos porque la inmigración, cada vez en aumento, va ocupando plazas en ellos. Con lo que cada día se ven más personas durmiendo en la calle. La vivienda en España, en contra de la Constitución, resulta un artículo de lujo a pesar de que la Constitución reconoce el derecho al español de una vivienda digna, pero esto queda solo en teoría. Ya resulta más difícil acceder a los comedores sociales donde cada vez resulta más difícil.
Si esto es estar bien en esta sociedad dan ganas de reirse.
El gobierno garante de las leyes debe tomar cuenta de todo ello y urgentemente facilitar a los indigentes medios dignos y eficaces.
Así resulta que en España cada vez se nota menos el bien estar.

" El robinsón solitario "

7.20.2006

" ¿ La 111 ? "

Ayer asistí a la concentración convocada por Stopexclusión ante la sede del Ayuntamiento de Madrid en la Plaza de la Villa.
Los allí reunidos fuimos, como mucho, 50 personas y 25 pancartas. Toda gente de buena voluntad, buenas intenciones y quizás algunos con ilusiones y fe.
El acto consistió en la concentración y la entrega al concejal Pedro Calvo de un ejemplar de la antigua Ley de Vagos y Maleantes, así como una escoba para barrer de las calles de Madrid a los “mendigos y prostitutas”.
Yo vi algunas caras conocidas de varias organizaciones sociales, saludé a algunos voluntarios conocidos mios y charlé un rato con algunos de ellos.
¿Habrá valido para algo? No lo sé. Pero agradezco y aplaudo el hecho y la intención.
Stopexclusión es una nueva organización que luchará contra la exclusión social. Recuerdo que tengo censadas 110 en Madrid.
¿Será la 111? Deseo con todas mis fuerzas que no sea así.
Algunos indicios me hacen dudar. Esta nueva organización, según me cuentan miembros representativos de la misma, está formada por 6 organizaciones ya existentes, y que parece que necesitan reunirse para poder ser más radicales en la lucha contra la exculsión.
Si las organizaciones miembros reconocen que no pueden ser más radicales o tomar otro tipo de soluciones para resolver el problema, es decir si no están de acuerdo con su actual linea de actuación ¿qué deberían hacer?
Además, me cuentan que tampoco van a hacer pública su pertenencia a esta nueva organización, para evitar problemas. ¿Se podría perder la financiación pública, si se molesta?
También me informan que están construyendo una página web, para la que han reunido fondos vendiendo unas bonitas camisetas fabricadas para la ocasión. ¿Sabe usted, sufrido lector, cuantas páginas web de organizaciones, fundaciones, Ong’s y demás hay en la red? Y me refiero solo a las de Madrid. ¿Saben cuantas visitas recibe cada una? ¿Para que valen?
Por favor, os pido que no nos falleis. No quiero seguir escribiendo mis miedos. Ánimo, si quereis pedirnos nuestro apoyo, pero, por favor, que esta vez sea de verdad. Por favor no seais “la 111”.

7.19.2006

"ALEPUCHI" Nuevo miembro del equipo. Bienvenido.

"Alepuchi" es lo que yo llamo mi angel de la guarda. Una magnífica persona dedicada a ayudar a los demás, siempre con cariño y con inteligencia. Es una gran noticia para nuestra bitácora su decisión de aceptar nuestra invitación a participar en ella. Gracias.
"Alepuchi" nos envía, como primera aportación, un precioso texto de Cortazar titulado "Filantropía" que pertenece al conjunto de relatos "Historias de Cronopios y de Famas".

"Filantropía"

"Los famas son capaces de gestos de una gran generosidad, como por ejemplo cuando este fama encuentra a una pobre esperanza caída al pie de un cocotero, y alzándola en su automóvil la lleva a su casa y se ocupa de nutrirla y ofrecerle esparcimiento hasta que la esperanza tiene fuerza y se atreve a subir otra vez al cocotero.
El fama se siente muy bueno después de este gesto, y en realidad es muy bueno, solamente que no se le ocurre pensar que dentro de pocos días la esperanza va a caerse otra vez del cocotero. Entonces mientras la esperanza está de nuevo caída al pie del cocotero, este fama en su club se siente muy bueno y piensa en la forma en que ayudó a la pobre esperanza cuando la encontró caída.
Los cronopios no son generosos por principio. Pasan al lado de las cosas más conmovedoras, como ser una pobre esperanza que no sabe atarse el zapato y gime, sentada en el cordón de la vereda. Estos cronopios ni miran a la esperanza, ocupadísimos en seguir con la vista una baba del diablo. Con seres así no se puede practicar coherentemente la beneficiencia, por eso en las sociedades filantrópicas las autoridades son todas famas, y la bibliotecaria es una esperanza. Desde sus puestos los famas ayudan muchísimo a los cronopios, que se ne fregan."

7.17.2006

Bienvenido Lorenzo

"Lorenzo Hazañas" es un nuevo miembro de "indigencia". Politoxicómano de edad indefinida, pero más cerca de los 50 que de los 60. Vive en un albergue, pero en agosto irá a una comunidad terapéutica. Bienvenido.

"Esta, mi primera participación, es un poema, como muestra de agradecimiento a Elisa, terapeuta ocupacional del Cad de Arganzuela, que trabaja con inteligencia, ternura y sumo respeto por todas las personas que tienen el honor de caer en sus dulces manos."

"EL PODER DE UN CORAZÓN BONITO"

Emigrante de Kaos, en mar umbrio
Lejana, nublada, como bello espejismo
Isla poblada de palmeras sonrientes
Se apareció a sus ojos al poniente
Al llegar allá, una sutil papagaya

Sutil, bonita de ojos claros
Ofreció al náufrago, mágico alimento
Nació otro hombre, detrás de la borrasca
Resonaba al lado, el tic tac de un reloj
Indicando optimista, a Kronos el camino
Suspiró el navegante. Con ternura y razón
Aquella linda ave dio luz a su destino

GRACIAS es una palabra demasiado corta.

"Lorenzo Hazañas"

7.16.2006

"CRECIMIENTO DE LA BITÁCORA"

Poco a poco parece que este pequeño proyecto unipersonal va tomando vida por sí mismo.
Era lo que se pretendía, llegar a ser un foro abierto de debate sobre la indigencia en Madrid. Espero que lo llegue a ser para toda España.
Para su mejor desarrollo se incorporan la semana que viene cuatro miembros fijos más.
Por un lado dos indigentes, colegas mios, un ¿ex? politoxicómano y un veterano periodista, ex corresponsal de guerra, indigente actual, que conviven conmigo en el albergue.
Por otro, y para ir completando el círculo dos activos miembros del voluntariado en Madrid.
Todos ellos firmarán, como yo, con pseudónimos. Los indigentes por verguenza, y los voluntarios por prudencia.
Como explica un miembro del voluntariado, buen amigo mio: "Hay un código de conducta marcado que les han enseñado, bien en la universidad, bien en el curso de ingreso en la ONG correspondiente. Y no salen de ahí. (Cosa que sospecho, les ocurre a los profesionales de prácticamente todos los medios). La prioridad es la estabilidad emocional de los usuarios, no se debe ser cómplice de sus actuaciones al margen de los proyectos de la ONG, no se puede intimar, no se debe, no se puede...Son sus guantes de trabajo para no contaminarse ni contaminar.Es la burocracia del trabajo social. Y es lo que hay. Por cierto, a los voluntarios también se nos entregan los guantes de protección cuando entramos a colaborar."
Bueno pués, a pesar de los guantes de plástico, nos gustaría que algún asistente social se animara a participar, y así tuvieramos también esa parte de la visión o de la verdad sobre el problema que nos ocupa. Bastará con que me mande un mensaje, indicandome sus condiciones, para formar parte del equipo.
Espero que a partir de ahora, la bitácora sea mucho más amena -que recoja algo más que mis pesadeces- y sea un granito de arena más para intentar solucionar el problema de la INDIGENCIA.
Aprovecho para agredcer a todos los que me han mandado mensajes de aliento, a los que no les ha gustado y también lo han dicho, a toda la gente que me ha dado ánimos para seguir con esto, colegas de la calle, voluntarios y algún asistente social. Gracias sinceras a todos.