7.28.2006

"Las palabras y los pobres"

"Anís estrellado" me da este texto para su publicación en la bitácora.

"INDIGENTE" del adjetivo latino indigens "persona que no tiene medios para pasar la vida", pero que puede pasar por ella.
Aunque a mi me gusta más lo de pobre. Tanto una como otra necesitan de un artículo determinado o indeterminado para convertirse en hombre o mujer.
"Lo indigente" y "lo pobre" pertenecerían pués al reino de lo neutro, de lo abstracto. No así los "sin techo", término extranjero bastante claro que haría referencia a un grupo de personas que tienen pobreza de "casa" o mejor dicho en términos sajones pobreza de hogar, "homeless".
Un inglés en enero y con frío se va a su "home" y no se va a su "house".
Tengo una habitación en una casa que no es mi hogar, pero he aprendido a hacer de un rinconcito con mis amigetes un hogar, aunque sea un ratito. La vida pasa por la casa, o por la habitación, pero transcurre (que es otra forma diferente de pasar) por tu hogar, por mi hogar,
"home sweet home".
A lo mejor continua.....

"Parabienes"

Ayer me reencontré con un viejo colega, y me alegré de ver lo bien que se encontraba. Este amigo ha salido de la calle y vuelto a ella en numerosas ocasiones desde los 18 años, ahora tiene más de 40. Sigue teniendo numerosos problemas, pero se encuentra bien, y sobre todo confiado , esta vez sí, en sus posibilidades. ¿Por qué este cambio? Según me cuenta él, todo ha sido gracias a la ayuda de una maravillosa trabajadora social con la que ha dado, y que le ha sabido entender y ayudar. Ella se llama Piedad y está empleada en el RAIS.
Piedad no te conozco, pero quiero darte las gracias en nombre de mi amigo, que así me lo ha pedido, y de todos nosotros. Saber que algún colega lo consigue, es ayudado eficientemente, y sale por fin de la calle, es un rayo de esperanza para nosotros. Nos hace pensar que puede ser posible y recupera nuestras fuerzas para intentar conseguirlo también.
Piedad, muchas gracias en nombre de todos.

7.25.2006

De un compañero de albergue.

Me llamo Alejandro, de 31 años, nacido en Bilbao y siempre he estado buscando algo que me llenara, viajando y finalmente sumergiendome en el mundo de las drogas.
Mi primer viaje fué a las Islas Canarias, donde empecé a ser llamado por la vida bohemia, sin normas, viviendo en playas y cuevas y aprendiendo de otra gente a hacer artesanía y tocar instrumentos para sustentarme, empezando a tomar drogas blandas, leyendo muchos libros, intentando llenarme sin conseguirlo nunca.
Viví tres años en las islas y luego con otros amigos emprendo otro viaje a Africa, al país de Senegal, oponiendome a los consejos de mis padres, alli sigo tomando drogas y una planta alucinógena me hace acabar en el psiquiátrico. Enterándose el consul me repatría a España con ayuda de mis padres. Aquí me voy recuperando, pero oponiendome otra vez al consejo de mis padres y del psiquiatra cojo la mochila y salgo de casa buscando saciar algo dentro de mi que nunca se llenaba.
Entonces tomo contacto con la heroina que sí me saciaba al principio. Aquí empezó mi descenso al infierno.
Estuve cinco meses en un centro y al salir recaigo. Despues mis padres me envían a Mexico a un centro de rehabilitación cristiano y empiezo a oir de la palabra de Dios. Pero me mofaba de ella, sin seguir tampoco sus consejos. despues de ocho meses decido venir a España y un hombre en el avión oró por mi y me sentí aliviado, así que sigo en el centro cristiano en España durante cuatro meses más y decido bautizarme, comprendiendo algo de la palabra de Dios e intentando llevarla a cabo.
Ahora voy rumbo a casa de mis padres, sabiendo que solo Jesucristo puede salvar mi vida.
Quiero llegar y congregarme a una iglesia cristiana donde estudien la Biblia y ser ahora para los que me rodean una bendición en vez de maldición.

ENCUESTAS



¿Que opina usted sobre los indigentes?

¿Que son unos vagos?
¿Que solo saben emborracharse?
¿Que les gusta vivir en la calle?
¿Que la mayoría son delincuentes?
¿Que la mayoría son drogadictos?
¿Que están locos?
¿Que son pobre gente?
¿Que necesitan ayuda?
Free polls from Pollhost.com

7.24.2006

CALVOKAN. !!Queremos un hijo tuyo!!

Lorenzo Hazañas dixit:

Estimado Sr. Calvo, cada vez que escucho su nombre la seguridad que invade mi cuerpo y mi alma es indescriptible. Usted ya sabe, que los indigentes tenemos poco dinero, pero que alma mucha. Estamos tocados por lo divino, sabido es que Zeus tenía costumbre de bajar a la tierra, disfrazado de Mendigo, para comprobar la condición moral de los mortales; a algunos les hizo semidioses.
Yo, que conozco a muchos mendigos, e intento indagar quién es Zeus, pretendo librarles de la desconfianza hacia su augusta persona. Pienso que es la incultura y el mal intencionado pensamiento de los indigentes, lo que no les deja entender la bondad de sus intenciones. Pobres ignorantes, no saben que al manifestar que va a sacar a los indigentes y a las putas de las calles de Madrid, solo pretende explicar, que sabiendo que solo hay plaza en albergues para 800 o 1.000 personas y el espabilado concejal conoce que son 6.000 los censados (o más porque igual que en las manifestaciones es dificil contarnos y además nos movemos mucho para buscarnos la vida). Pues bien, lo único que anuncia, el nunca lo suficientemente bien ponderado Sr. Calvo, es la construcción de un hiper albergue, con asistencia psicológica, adecuada orientación laboral, trabajadores que no beban, comida no caducada, personal profesional y tierno que devuelva la autoestima a los pobres, personas en crisis más o menos larga, que disfrutarán los 5.200 que quedan sin albergue de un centro modelo, donde además, internará a las prostitutas y prostitutos para hacer de nuestra vida un paraiso mientras volvemos a la vida normal. Algunos a lo mejor no querremos volver.
Se lo intento explicar a mis colegas los ingredientes y muchos no me creen. No saben de fisonomía humana. Con la cara de buen hombre que tiene usted.
En fin, que pienso que Zeus ya le habrá hecho "semidí"; anímese Sr. Calvo, un par de ideas geniales más y la O y la S las tendrá ganadas. Mi más profunda admiración y llameme el día que vayan a poner el primer ladrillo del hiper albergue Calvolandia.
Sin más se despide el ingrediente más mentiroso bajo la facha de la tierra.

POST DATA: Mis saludos de perfil al resto de cocejales egipcios del Ayuntamiento de Madrid.

¿Cuanta ruindad cabe en un alma?
A veces me pregunto sin respuesta
Lo pensaré en un parque con gran calma
Voy a iniciar entre los pobres la colecta
Os voy a regalar un peluquín de Samarkanda

HABLAMOS DE LA CONSTITUCIÓN

Por "el indigente".

Ayer domingo, mientras esperabamos a que los brasileños de la secta “Os espirita” nos dieran el bocata de choped, (lea usted nuestro blog Sr. Calvo http://indigentesenmadrid.blogspot.com/ Artículo “La alianza de las civilizaciones”) un colega catalán, de Barcelona, al que le gusta que le llamen “seis”, no sabemos porqué, de unos cuarenta y tantos, al enterarse de la existencia de esta bitácora se puso a recitar de memoria artículos de la Constitución. Se la sabe casi entera de memoria. Él argumentaba con el magno texto los incumplimientos e injusticias que se cometen con nosotros, la gente de la calle. Le prometí que escribiría algo al respecto, y en ello estoy.
La Constitución Española tiene algunos artículos claros y tajantes, que me gustaría recordar al Sr. Calvo. Si bien los indigentes y supongo que el resto de los españoles, deberíamos esperar que nuestros políticos la conocieran al dedillo.
Empezaremos por el “Artículo 14” incluido en el epífgrafe “Derechos y libertades”. Reza así:

“Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.”

Sr. Calvo, no sé si se percata usted de la última condición, esa que dice “o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”.
Continuaremos con el artículo 49 que dice:

“Los poderes públicos realizarán una política de previsión, tratamiento, rehabilitación e integración de los disminuidos físicos, sensoriales y psíquicos, a los que prestarán la atención especializada que requieran y los ampararán especialmente para el disfrute de los derechos que este Título otorga a todos los ciudadanos.”
¿Sabe usted Sr. Calvo, cuantos disminuidos físicos, sensoriales y psíquicos hay en las calles de Madrid?
Y ¿qué le parece Sr. Calvo el artículo 47? Pensará usted que las leyes están hechas para no cumplirlas. ¿Verdad Sr. Calvo?

“Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos.”

Bueno Sr. Calvo, solamente quería que supiera usted que muchos españoles no estamos de acuerdo con sus intentos de recortarnos las libertades individuales. Que pensamos que sus intenciones son idénticas a las que aplicaron los dictadores de la historia. Como dice el viejo dicho “el pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla”. Pués nosotros si la conocemos y no queremos volver a las limpiezas practicadas por su General Franco o por el genocida Hitler. Y le garantizo que aunque fueramos pocos, lucharíamos por nuestra libertad hasta el final.
Un abrazo Sr. Calvo.